05 de febrer 2013

yo... soy así


Odio cuando me dejas ir,
cuando consientes mis caprichos aun siendo alejarme de ti.

Odio que no te rebeles y
me hagas callar entre tus brazos
sabiendo que no es lo mejor.

Odio cuando tengo razón
al pensar que nadie lucha como yo y que eso es
imaginación,
utopía,
sueños,
destino...

Pura cobardía
al no ser capaz de decir lo que pienso.

5 comentaris:

  1. No me parece falta de lucha, pues la persona que deja fluir tiene que tener mucho valor para tragarse sus sentimientos en pos del otro/a.
    Lo sé porque me pasó. Nunca dejé de luchar, pero tuve que resignar el expresar abiertamente mis sentimientos para no perderla definitivamente.

    ResponElimina
  2. Y pienso yo... no será más valiente y más fuerte aquel que dice lo que piensa y es capaz de dejar que esa persona huya si es lo que quiere hacer?

    Esconder lo que pienso nunca ha formado parte de mi, aun que ojalá pudiera hacerlo. Quizá todo sería más fácil... pero menos sincero.

    ResponElimina
  3. Por lo menos en mi experiencia personal yo ya le había dicho lo que sentía y, si bien al principio estuvo todo sobre rieles, luego se fué alejando porque descubrió que (supuestamente) no sentía lo mismo, que no quería ilusionarme, etc etc etc. Perdí todo rastro de ella por casi un año. Luego de eso tuvimos varias idas y vueltas, muy difíciles...
    Como ves, no se ocultó (en este caso) sino que no quedó otra que llevar muuuy de a poco. Insisto, no es más fácil ni insincero, pues en su momento se dijo.

    En fin, el ser humano es complicado, y más si son dos...

    ResponElimina
  4. Todo, todo, es siempre tan complicado....

    ResponElimina
  5. Tienees toda la razón Carlos....
    a Lluna pues que decir, qeu como siempre....todas sus letras preciosas y llenas de sentimientos.

    ResponElimina